Spanish Basque Catalan Dutch English French Galician German Italian Korean Portuguese

Noticias

Sello para un Camino de Invierno que conduce a Santiago y espera abrirse paso

08/03/2015

Son muchas las rutas que conducen a los peregrinos a Compostela, pero una de ellas, el Camino de Invierno, quizás la más desconocida hasta la fecha, pide abrirse paso y lo hace de momento con un sello postal que refleja su punto de inicio y el final.

El timbre, el primero que se dedica a este tramo que entra en Galicia por Valdeorras, procedente de Ponferrada, y discurre hacia la capital gallega vía Monforte, verá la luz el próximo día 13 en el Centro del Vino de este último municipio, situado en la provincia de Lugo.

El diseño, que incluye la inconfundible concha de vieira, es de un ilustrador de A Coruña, José Souto, y el propósito fundamental con el que se crea el mismo es el de difundir un bello patrimonio histórico que ha ido quedando relegado.

No obstante, el Camino de Invierno era antaño la vía por la que se decantaban muchos caminantes, al entrar en territorio gallego, sobre todo en la época más fría del año, y todo ello para evitar encontrarse con el dificultoso paso de las cumbres nevadas de O Cebreiro.

La adquisición de este atractivo sello será posible desde el momento de su presentación pública y, además, se ha hecho un matasellos y saldrán al mercado postales que serán distribuidas por locales hosteleros y comercios, y las cuales muestran, valiéndose de su tamaño, de manera más minuciosa este recorrido.

No en vano, el combinado de ambas estampas es una elección perfecta. Así, mientras la primera y pequeña impresión, el sello, exhibe la estación de inicio (Ponferrada) y la de término (Santiago), aparte de dos lugares de interés por los que avanza el Camino de Invierno, las Médulas y la Ribeira Sacra, en la postal figuran la totalidad de los puntos clave de paso de este trayecto.

Cerca de 300 kilómetros que llegaron incluso al Congreso de los Diputados por medio de una propuesta del PSOE para que se trabajase en su carácter oficial.

En la práctica, los que conocen el Camino de Invierno, siguen las instrucciones heredadas de tiempos pretéritos. Es decir, cuando el peregrino deja el albergue de Ponferrada, antesala de la zona gallega, se le presentan dos opciones para continuar hasta la tumba del Apóstol: una, seguir de frente, por el Camino Francés; otra, desviándose a la izquierda, por el Camino de Invierno.

La segunda alternativa sigue prácticamente el cauce natural que marca el río Sil, por unas cotas más bajas del terreno, alzándose como un sendero natural de comunicación entre Galicia y la meseta castellanoleonesa.

La historia cuenta que esta ruta fue seguida por los diferentes pueblos, desde los romanos a las tropas napoleónicas francesas, para hacer sus incursiones en tierras gallegas. Y también informa de que resultó ser la que respetó el primer trazado de la línea férrea para entrar en Galicia, la línea Palencia-A Coruña, inaugurada en el año 1883.

El Camino de Invierno incorpora partes de las cuatro provincias gallegas, tras dejar la comarca leonesa del Bierzo. Hace su entrada en Galicia por la comarca de Valdeorras (Ourense), sigue por el sur de la provincia de Lugo y, ya en las estribaciones del Monte Faro, se introduce en la comarca pontevedresa del Deza, uniéndose en Lalín (Pontevedra), concretamente en el albergue de A Laxe, al camino Sanabrés o Mozárabe, hasta Santiago de Compostela, en A Coruña.
Además del río, un fiel acompañante en gran parte del recorrido, hay dos singularidades que identifican esta ruta de peregrinaje y que han sido contempladas en el sello cruza el parque arqueológico de Las Médulas, declaradas Patrimonio de la Humanidad, y atraviesa gran parte de la Ribeira Sacra, por el sur lucense, zona salpicada del mayor número de iglesias románicas gallegas, enclavadas, en su mayor parte, en los impresionantes cañones del río Sil y laderas del río Miño.

Toda una experiencia que busca ahora su "pedigrí".

Beatriz Rodríguez, Santiago de compostela. La Vanguardia.

 

El hombre de los 56 Caminos a Santiago

30/08/2014 «Me he perdido mucho y conocido a gente mejor de lo normal»

Rafael Azor Redondo (Zaragoza, 1957) llegaba el jueves a Fisterra después de 11 días de Camino en bicicleta desde su residencia maña. Una historia nada rara entre los miles de peregrinos que cada año viajan a tierras gallegas, si no fuera porque con esta cumplía su 56º visita al Apóstol y la prolongación a la Costa da Morte.
Esta vez fue en bicicleta por la variante aragonesa del Camino Francés, pero este año ya ha hecho el camino tres veces andando y seis en bicicleta, parando en su casa apenas dos meses en lo que va de 2014. En toda su vida puede que ya haya completado la mayoría de las rutas que llevan a la ciudad compostelana, entre ellas, el camino portugués, el primitivo, el de Levante y con especial cariño, el francés y el del norte. Siempre de dos en dos, ida y vuelta.
Antes de este fervor por la Ruta la había recorrido apenas tres veces, pero en estos últimos tres años prácticamente ha doblado el numero que llevaba en 2011, sumando 29 de las 56 veces que lo ha completado.
Esta pasión no se debe a nada particular, quizás una buena manera de pasar el tiempo del que ahora disfruta tras su jubilación y la falta de obligaciones. Solo resiste a quedarse en casa por algún motivo relacionado con sus nietos: «No tengo pareja y mis hijos son mayores», explicaba Azor. «La verdad es que el Camino, tanto física como moralmente, me sienta muy bien», añadía.
Estos días que pasa en Fisterra son los únicos que utiliza de manera habitual para descansar. Su parada en Santiago siempre es corta, al igual que las veces que ha terminado en Muxía, porque para Azor Redondo el recorrido nunca termina en la catedral, sino que seguir hacia Muxía o Fisterra siempre es obligado. Dice que es «lo mejor del Camino».
Sus preferencias están claras. En invierno, lo mejor es hacer la ruta andando y disfrutando del paisaje, la mayoría de las veces por la zona norte, cerca del Cantábrico. En verano, cuando la afluencia de caminantes y ciclistas aumenta, la mejor opción es la bicicleta, preferiblemente por la vía francesa, que le permite escapar de las muchedumbres cuando es necesario, y salir para alguna visita si se presenta la ocasión. Esta vez ha sumado a su ruta el País Vasco para ver los valles de Roncal y de Salazar, que le han «maravillado».
Planificación
En cuanto a la planificación, normalmente siempre tiene pensado dónde dormir. En este último viaje ha probado en el monasterio de Sobrado dos Monxes. Nunca lo había hecho, y repetirá. Además, en cada ruta tiene sus paradas obligatorias como sibarita que es, sitios que ya conoce por su experiencia, a los que siempre vuelve por el reclamo de sus menús. Los vecinos de varios lugares, sobre todo los de Fisterra, ya lo conocen y con algunos ha hecho muy buenas migas.
Pero esta pasión no siempre es una experiencia fácil. Cuenta que las cargas musculares y otros problemas físicos aparecen en las primeras etapas, y a esto hay que añadir los problemas técnicos que puedan aparecer cuando elige la bicicleta. «Nunca es todo fácil, el año pasado por ejemplo, tuve que parar 40 días porque se me estropeó la bici», recuerda Azor. «Me he perdido mucho y también he conocido a mucha gente», añadía. «Casi siempre, mejor de lo normal».
Seguramente este 2014 terminará con algunas visitas más a la Costa da Morte y así aumentar este número de récord. Según Azor, la 57 llegará en muy pocos días, llevándole de nuevo a casa.

Ana Garcia. La voz de Galicia

Los aficionados a la filatelia se lanzan a por el Camino de Invierno

20/03/2015 Agotado el primer pedido de los sellos especiales sobre esta ruta jacobea. Las impresiones del matasellos hechas en Monforte son especialmente valiosas para los coleccionistas

El sello postal dedicado al Camino de Invierno a Santiago se ha convertido en una pieza de coleccionista. La asociación monfortina que impulsó su edición acaba de comprar a Correos mil ejemplares más para hacer frente a los pedidos que le están llegando. «Pensamos que con 250 iba a ser suficiente, pero los agotamos enseguida», explica Aida Menéndez, la presidenta de Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra.

La asociación y Correos presentaron el sello y su matasellos la semana pasada. No llevan más que cinco días en circulación, pero la asociación ya ha terminado con la primera partida que le compró a Correos para venderlos a través de su página web. «Estamos aprendiendo mucho sobre filatelia», bromeaba Aida Menéndez ayer por la tarde en el Centro do Viño, donde ella y la jefa local de Correos, Isabel Salado, ultimaban el envío de sellos, matasellos y tarjetas conmemorativas a coleccionistas de toda España.

La alta demanda de este sello ha sorprendido a los responsables de la asociación, pero tiene una explicación. El matasellos conmemorativo está en estos momentos en Monforte y aquí seguirá toda la semana que viene. Pero a partir de ahí sería enviado a la central de Correos de Madrid, donde será utilizado para el sellado ordinario de cartas y paquetes postales durante tres meses. Es fácil imaginar que cuando este sello termine su vida activa, estarán en circulación muchos más ejemplares matasellados en Madrid que en Monforte. Por tanto, estos últimos son los que tienen más valor para los coleccionistas

Las impresiones del matasellos especial hechas en Monforte son las más buscadas

Carlos Cortés, Monforte. La voz de Galicia

Monforte ya tiene matasellos propio con una imagen del palacio condal

16/07/2015 La oficina de Correos lo usará en todos los envíos a petición de los usuarios

La oficina de Correos de Monforte dispone desde ayer de un matasellos propio, que será utilizado a partir de ahora en todos los envíos postales que se hagan desde el municipio cuando los usuarios lo soliciten. El nuevo cuño utiliza como motivo el palacio de los condes de Lemos y se encuadra en una serie de matasellos turísticos con símbolos locales que Correos está editando desde finales del año pasado. Hasta ahora han aparecido veintisiete, de los que diez están dedicados a localidades gallegas.

El matasellos fue presentado ayer por la directora local de Correos, Isabel Salado, en un acto en que participaron además un directivo de esta entidad en Ourense, Rafael Sánchez, y representantes de varias asociaciones gallegas de filatélicos. A la presentación también asistió el alcalde José Tomé, quien animó a los vecinos a solicitar el nuevo matasellos en sus envíos a fin de contribuir a la promoción turística de Monforte.

Los responsables de Correos invitaron además a Aida Menéndez y Manuel López Eiriz en representación de la asociación Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra, ya que se pretende que el matasellos promocione también a Monforte como jalón del Camino de Invierno.

El nuevo matasellos turísticos comprende un diseño que representa el palacio de Monforte acompañado de la inscripción «Pazo de los condes de Lemos». Asimismo, muestra dos racimos de uvas como símbolo de la Ribeira Sacra. Salado precisó que los peregrinos que pasen por Monforte podrán pedir en Correos que se marquen sus credenciales con este sello. Además de Monforte, las otras localidades gallegas que tienen matasellos turístico propio son A Coruña, Vigo, Ferrol, A Fonsagrada, O Carballiño, Sanxenxo, Vilagarcía, Tui, Arzúa y Fisterra.

Francisco Albo, Monforte. La Voz de Galicia.

El Camino de Invierno también pasa por los buzones

Quienes quieran enviar cartas o postales con sellos y matasellos del Camino de Invierno ya tienen la oportunidad de hacerlo. La asociación Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra, presidida por Aida Menéndez, presentó ayer lo que se conoce en Correos como tarjeta máxima, es decir, un conjunto formado por un sello, matasellos, postales y sobres, todo ello dedicado a la difusión de esta ruta histórica. El acto se celebró en el Centro do Viño da Ribeira Sacra de Monforte, donde un funcionario de Correos -los únicos autorizados para ello- mataselló una amplia cantidad de sobres y postales con un diseño alusivo al Camino de Invierno, que combina la vieira de los peregrinos y un racimo de uvas. El matasellos -con fecha de emisión del 13 de marzo- estará disponible durante una semana en la oficina de Monforte. Después pasará a la oficina central de Madrid, donde será utilizado por espacio de tres meses. El Camino de Invierno todavía no tiene la categoría oficial de ruta jacobea, algo que se espera conseguir este año, pero a partir de ahora va a tener una presencia propia en los envíos postales. La organización que promueve la ruta en las comarcas del sur lucense confía por otra parte en que los nuevos sellos se conviertan en una pieza muy apreciada por los aficionados a la filatelia.

Blog el Camino de Santiago. La voz de Galicia

Día de Santiago 2014

25 de julio,  fiesta de Santiago, fiesta de todos los peregrinos. Y gran espectáculo esta noche en la Plaza del Obradoiro.